lunes, 16 de febrero de 2009

Besa la Lluvia...


¿Alguna vez te detuviste a sentir la lluvia caer?. Y sentiste ese beso húmedo que nos regala cada lagrima del cielo? dejando atras el cristal que nos separa por miedo a mojarnos el alma...

¿Alguna vez miraste a una persona realmente a los ojos? Y sentiste esa ambigüedad constante que une el Cuerpo a su Alma…?

A veces me pregunto que nos depara el destino… ¿Hacia dónde vamos? ¿A que venimos a este inmenso océano de Seres?... ¿Cada persona tiene escrita su historia? ¿O somos nosotros quienes la escribimos?...

Hay tantas cosas sutiles que están dejando de existir entre nosotros. Nuestra humanidad da pasos colosales buscando encontrarse… pero sin embargo, una involución constante refresca la historia viva, agitando las alas del absurdo saber popular.

Un beso tierno, un abrazo, un “Te Quiero”… dice tantas cosas…
La simple melodía de un piano, un arpa o un violoncelo en una noche cálida de verano…
El aroma a fresías humedecidas en roció en un crepúsculo de primavera…
La piel erizada de esos amantes que esperan ser descubiertos…
El Amanecer de cada día…
El Anochecer de cada nocturno…
La mirada de un can desinteresada…
La sonrisa de un niño ante su madre…
Un pez nadando libre en el inmenso océano color esmeralda…
La fragancia a Tierra mojada en una tarde de un pueblo olvidado…
La inmensidad de el cosmos vislumbrada desde el suelo del campo…
El saber de un anciano…

Hay tantas cosas… tan simples que están entre nosotros… y tantas tan densas que oscurecen la simplicidad…

Nos preguntamos una y otra vez que ocurre con nuestra humanidad, si Dios existe, si somos cuerpo y alma…

Buscamos arquetipos de adaptación global, en busca de etiquetas constantes… que solo son un puente absurdo a lo irreal…

Y la vida pasa… los días pasan… los años pasan… las personas pasan… los maestros pasan… se pasan los abrazos, los besos los “Te Quiero”, las melodías, el aroma a fresias junto a sus Primaveras, uno que otro amante escrito en la piel, los amaneceres, los anocheceres, las mascotas, el niño se vuelve adulto, el pez quizás sigue nadando quizás no, la tierra mojada se convierte en pavimento, el campo se ilumina de alumbrado público y las estrellas se pierden..., el anciano deja un libro escrito que pocos se atreven a leer… la lluvia se detiene... se mira a los ojos electrónicos de un salón de palabras abreviadas en iconos “gestuales”...

Y todavía…

...Hay gente que busca encontrar “eso” que lo haga sentir realmente “humano”.

¿No creemos que "eso" somos nosotros mismos evandiendonos de nuestra realidad divina?............................................

Reflexión inspirada en la música de un gran pianista llamado Yiruma. "Kiss the Rain".

Athy para Ustedes hermanos.
16/02/2009

2 comentarios:

Amanda dijo...

bellamente escrito, tenez mucha razon.

un beso

Anónimo dijo...

Athy:

Realmente es un gran orgullo para mí leer tus palabras, contactarme con tu mundo, con tus intereses, con tu vida...
Cuando uno esta en el aula siente una gran responsabilidad..no sólo está transmitiendo conocimientos..también está formando personas: hombres y mujeres, pensantes, sensibles; y la verdad nunca me pesó eso.Siempre supe que hice lo correcto, con mis aciertos con mis errores...
Pero vos sos un ejemplo de que siempre hay que apostar.
Como el gran poeta, Rubén Darío, has evolucionado igual que él en tu escritura: de la magia de princesas y mundos de fantasías te fuiste acercando, con tu última poesía a algo tan profundo y existensial que me conmovió el alma.
No te detengas...
El reflejo del corazón en palabras es lo más hermoso que le puede pasar al ser humanno..
Mucho azul y un gran beso en el alma!
Faby.
Pronto te hare llegar mi blog de escritura que esta en construcción.