sábado, 4 de septiembre de 2010

"....No echéis vuestras perlas delante de los cerdos.... "



"....No echéis vuestras perlas delante de los cerdos.... "
Biblia Mateo, 7:6

Sabias palabras de la biblia…

De que sirve tirarle perlas a los cerdos, cuando los mismos cerdos lo único que recibieron toda la vida es vivir de un chiquero y de comida asquerosa.

Con esto quiero decir que…

Nunca debemos preocuparnos si la otra persona a la cual estamos tratando de ayudar, o depositando todo nuestro amor no es capas de entenderlo, de recibirlo o de valorarlo.

Es muy simple…

Muchas veces es una diferencia de lenguajes y de riquezas espirituales, y de percepciones espirituales.

No se puede pretender que una persona acostumbrada a recibir dolor, angustia y mal trato sepa comprender el amor, la felicidad y el buen trato que puedes llegar a darle si toda la vida fue criada bajo relaciones humanas enfermas e insanas.

Por eso, presérvate esas perlas, esos tesoros internos de tu corazón, para a aquellas personas que realmente percibas… que SI! Que pueden comprender el brillo y la importancia de cada perla de tu bella alma…

No te empecines nunca en tratar de que un cerdo luzca y lleve orgulloso tu collar de perlas… porque furioso lo derramara entre el charcal de su ignorancia…

Siente lastima por aquellas personas que aun no conocen el caudal emocional y la importancia de cada palabra… el sentido vivo de la vida plasmada en cada silaba y en cada esperanza…

Pero que la lastima no sea pesar, si no compañía a su ser… en su proceso de evolución… que no te haga pecar por soberbio… si no por SABIO.

Conserva cada perla, porque si no las conservas, un día pondrás tus manos dentro de tus bolsillos y los encontraras vacíos… y buscarlas dentro del lodo, créeme, no será un trabajo fácil nuevamente…

3 comentarios:

Catalina dijo...

A mi me parece que el amor está antes que las perlas.
Más allá de las diferencias del lenguaje existe una conciencia sobre la unidad en los que tienen perlas en sus bolsillos.

En el cerdo también yacen las perlas, las perlas son el cerdo.
La costumbre de los cerdos es tan temporal como su condición animal.

Para amar no es necesario tirar perlas a nadie, y el amor por mí concebido no tiene diferencias de lenguajes.

Esta vez quise expresar mi diferencia con este post, gracias... un saludo

luz marina rueda hine dijo...

Las perlas son la Palabra de Dios. Los cerdos son aquellos incrédulos de corazón endurecido que se burlan de Dios y de su Palabra. Es a ellos a quienes no se les debe ofrecer las perlas porque "las pisotearán y se volverán para destrozarte". Eso dice Mateo capítulo 7

Unknown dijo...

Me ha gustado mucho y la enseñaza que nos da.Gracias con su permiso lo comparto.