martes, 12 de noviembre de 2013

Un Amor imposible…

Un amor imposible es aquel que sabemos que existe pero que no puede verse… Es ese lazo que separa las paredes de los vientos… de los mares… del fuego. Es un amor que muchas veces el pasado ahonda en su karma la pragmática razón de Su existencia… Amar imposiblemente es saber que ese abrazo en el momento justo, es el mejor abrazo que jamás sentiste… pero es saber también que quizás corres el riesgo nuevamente de caer por la misma naturaleza de su creación divina. Un amor imposible es aquel que pensamos… que vigilamos de lejos, que nos cuesta soltar, que esta, en lo más profundo de nuestro ser… Pero que al acércanos sentimos miedo, como si fuese el peor asesino serial que jamás hubieras conocido… Amar imposiblemente es el gozo eterno de un beso siempre recordado. De dos amantes únicos, que una vez se olvidarón del mundo al fundirse con el fuego de una ardiente salamandra, testigo de su encuentro. Es esa forma de verlo con la esperanza de que, un día, en un sueño, todo sea diferente. Sin estigmas en la piel, sin cicatrices en el pecho. Un amor imposible es buscar en el otro "ESO" que vez en ese Ser, único irrepetible, intocable, pragmático… y encontrarte con lo posible, que a su vez se vuelve imposible, púes sabes que tu amor esta allí… en lo ya escrito anteriormente en estas líneas, y que esperas que quizás hasta las lea por mera casualidad de tus deseos y el mismo destino de lo imposible. Amar imposiblemente es sentir que existe….y que cada segundo de tu existencia te recuerda a la suya, cada lugar, cada frase impregnada en tus modales, cada vista heterogenia del alma… te recuerda a su eterica figura. Es sentir que ninguna canción te alcanza… pero que escuchas quizás una una y miles de veces porque a ese amor te recuerda… Es que los días son eternos… que las agujas del reloj marcan un paso a timbales segundo a segundo… como campanas desafinadas en disonancias infernales de otros mundos. Un amor imposible te conecta con eso que nunca pensaste que podrías llegar a conectarte… con esos lugares de tu corazón que nunca pensaste bucear… Es un amor capas de sacarte de tu área de confort… de enseñarte que en la vida también hay pruebas… Te hace pensar, orar… sentir que siempre hay una esperanza… Te conecta con Dios. Amar imposiblemente es mirar hacía atrás… desposicionarte y volverte a posicionar en los lugares donde te viste con ese amor. Es mirar tu presente, como si existiese un presente… comparando…. Mintiéndote al menos por un ratito que puedes y que puedan amarte con la misma intensidad… Es esperar a que aparezca, pero a su vez es temerle… es saber que si viene… lo imposible se torna posiblemente peligroso. Pero que si se va el vació que se genera en tu vida es absolutamente REAL. Es odiarlo… es amarlo… odiarlo de nuevo… y volverlo a amar… Nombrando a esa persona en cada discurso diario cientos de veces como si fuese la razón de tu existencia. Entendiendo... no entiendo... el ¿Por que? de todo ese mareo. Es comprender el ¿Por que? se termino... pero no entender el ¿Por que? se llego a entenderlo... volviendo a sentir que no es verdad... que no es posible esa realidad. Levantándote y cayendo nuevamente. Es justificarte... decirte a vos mismo un mismo discurso, es querer demostrarle a los demás tu integridad y lo fuerte que hozas ser. Un amor imposible, es sentir, sentir… amar… amar… soñar…. Soñar… Y si sueñas dormido con ese amor, es querer contarle ese sueño, con la esperanza de que te diga “Yo también soñé lo mismo, allí nos encontramos…” y que ahi por un momento al menos... no parezca imposible. Es estar con esa persona, lejos… lejos de todos… de todo mal… de lo mundano y superficial de este mundo… en un lugar de ensueños… sin forma, sin color, sin simbolismos arcaicos. Es sentirse a salvo, al menos por un segundo, porque en ese segundo, cuando se pierde el miedo a sufrir nuevamente, en ese lugar llamado “abrazo”, se siente el verdadero amor de tu vida. Y... Entonces ahí lo posible se vuelve real… y lo real se vuelve posible. Olvidando el pasado… perdonando lo imposible de ambas partes, pues al ser un amor imposible ambas son creadoras de su existencia… Y ahí, justo en ese momento, es cuando ambos se vuelven sabios… Si! en ese momento justo... aparece la magia que TODOS pueden ver… sin miedos, sin traumas… sin dolor… amando posiblemente lo que alguna vez fue un sueño imposible pero más real que la mismísima realidad de su existencia por los siglos de los siglos "Amén". Reflexión escuchando “Love me” de Yiruma. Martes 12 de Nov. De 2013.

1 comentario:

JUANI mACARRO jULIAN dijo...

Un amor imposible entiendo que es el que lo tienes en tu mente tienes una imgen en tu cabeza de esa persona pero nunca sucede nada escomo una ilusion te la imaginas y vives con esa incertidumbre un saludo